Altavoz México
Entrevistas

El triunfo de Mónica Vélez

De vender tortas y pasteles pasó a ser una de las compositoras más prominentes de la música pop en español

Si una compositora ha logrado consagrarse en la última década es Mónica Vélez. En su currículum hay unas 300 canciones que le han grabado artistas como Alejandro Fernández, Marc Anthony, Camila, Ha*Ash, Gloria Trevi y OV7. Ha sido nominada al Latin Grammy en cuatro ocasiones y se ha llevado dos gramófonos a casa.

En noviembre fue galardonada por la Academia de la Grabación con el Leading Ladies, un premio que reconoce a las mujeres que han aportado e inspirado a otras mujeres dentro de la industria de la música. Ivy Queen, la pionera del reguetón, también lo recibió este año.

A los 19 años la vida le cambió. Tuvo a su primer hijo y entonces las cosas se pusieron difíciles. Mónica Vélez no contaba con un futuro asegurado y como pudo tuvo que encontrar la manera de sacar adelante a su primogénito.

“No sabía a qué me iba a dedicar, no tenía una profesión, y no tenía ni un peso. Me puse a trabajar en mil cosas, vendí pasteles, intenté vender tortas pero sólo logré una porque me robaron; fui secretaria pero era malísima y el doctor tenía que recordarme sus citas. Entonces me fue tan mal que sólo me quedó intentar lo imposible, mis canciones”.

La rabia y el dolor fueron cómplices en sus primeras canciones. Mónica Vélez se describe como una exagerada, así que cuando podía tomaba y multiplicaba esas emociones así fueran propias o de otros. Eso le permitió crear canciones para artistas como Edith Márquez, Aleks Syntek, Paulina Rubio, Bronco, Ricky Martin, Pepe Aguilar, Pandora, Yuri y Emmanuel, sólo por mencionar unos cuantos.

Si hubo una canción que le cambió la vida fue Mientes, de Camila, que escribió junto a Mario Domm. 11 años después de su estreno, el tema suma unas 180 millones de reproducciones sólo en Spotify, además de ser un clásico de la radio y de la música pop.

“Mientes me ayudó a derribar lo que pensé que era imposible. Con ese tema nos ganamos un Grammy a Canción del Año, fue mágico, impresionante y es una canción que sigue dándome muchos regalos”.

Seis años después vino un segundo Latin Grammy, esta vez por Ataúd, de Los Tigres del Norte que fue la Canción Regional Mexicana del 2016. A la lista de éxitos se suman otras canciones como Causa y efecto, de Paula Rubio; Peligro y Creo en ti de Reik; y Decidiste dejarme de Camila.

Fuente: El Sol de México

TE RECOMENDAMOS SEGUIR LEYENDO

Cuando “El Perro” Bermúdez tocó antes que The Doors

Redacción

Hugo Quezada, un artesano sonoro

Redacción

Gloria Trevi y Guaynaa explotan su locura

Redacción